miércoles, 17 de septiembre de 2014

A.C.A.B. una aproximación de Ricardo Piglia




"Lo había matado porque sí, el Gaucho Dorda, no porque el policía significara una amenaza. Lo había matado porque odiaba a la policía más que a nada en el mundo y pensando de un modo irracional que cada policía que el mataba no iba a ser reemplazado. "Uno menos" era la consigna del Gaucho, como si fuera haciendo disminuir la tropa de un ejército enemigo cuyas fuerzas no podían ser renovadas. Si mataban policías todo el tiempo, al toque, sin asco, como quien caza gorriones, los mierda con alma de cana (que nacen con alma de cana, guanacos) iban a pensar dos veces antes de dejarse llevar por su vocación de verdugos, iban a tener miedo de ser boleta y entonces (concluía) cada día la yuta iba a tener menos tropa. Pensaba así, pero de un modo más confuso y lírico, como en un sueño donde mataba canas en un descampado  con una escopeta; en esa línea pensaba el Gaucho Rubio su guerra personal contra la taquería." 

Ricardo Piglia, Plata quemada, 1997


Bola extra: